Nadia en este invierno

Nadia corre aterrorizada entre los viñedos campo a través, ha visto una sombra asomar entre las cepas buscándola, y no quiere saber ni quién es ni qué quiere, solo huye asustada hacia los campos de las cosquillas, donde sentirse segura. Pasan los años y hoy recuerda el miedo real a reconocerse en otra mirada, incapaz…

Ce que le jour doit à la nuit…

“Celui qui passe à côté de la plus belle histoire de sa vie n’aura que l’âge de ses regrets et tous les soupirs du monde ne sauraient bercer son âme…” Yasmina Khadra

Vuela, vuela, vuela, diosa Nadia

Vuela, vuela, vuela, te dijeron tus diosas envueltas en tus sábanas blancas aquella noche temprana de tu nueva vida alada. Vuela, vuela, vuela, abre tus ventanas, descubre, curiosea, deja que la vida te atraviese con su crudeza, sus enigmas, su llanto, su temor, su verdad. Vuela, vuela, vuela y haz tu revolución, la de tus…

Las gaviotas de Nadia

Hola, Nadia. He vuelto. Estoy aquí y yo nunca me fui. Siempre te seguí en tus pasos, tus búsquedas, hallé contigo respuestas, leí contigo libros, escribí contigo poemas de amor, paz y guerras, de reencuentros, te acompañé en tu paz y en tu camino a tus recuerdos, te di la energía en esos días de…

Nadia, el mar y el amor

Nunca hubo en tu piel tanta dulzura, nunca en mi mirada tanta pasión, nunca en mi seno tanto deseo, nunca en mi cuerpo tanto calor, nunca en mis manos tantas ganas de tocar, tanta fuerza para abrazar, tanta suavidad en mis yemas, tanto amor al peinarte con mis dedos, tanta vida encendida y tanta luz con la que envolver tu mar, amor, tanto…

Las flores del almendro en el mar de Nadia

Nadia en su noche en blanco cuenta las flores del almendro que se deshojan en su estómago, blancas, negras, rojas, gelatinosas, fibrosas, aterciopeladas, achocolatadas, esponjosas, melosas.

Nadia desembarca

“…los sueños son materia en movimiento, embriones que se desarrollan y crecen, para eso los que los tenemos necesitamos hacerlos evolucionar y eso se logra más y mejor si se comparten.” “No te quedes viviendo en la esclavitud de un sistema prefabricado. Fabricad el vuestro.” Nadia despierta con las imágenes muy vivas en su cabeza. Va…

louder than bombs

  Aquella noche de verano pensé en escribirme, escribirme, contarme a mí misma con palabras apasionadas lo que se me removía en mis pensamientos. Solo alcancé a taponar mis oídos con el sonido de los latidos del corazón, un sonido que rompía barreras en esa noche de verano, junto al mirador de La Violetera, en esa…

Vitosha. La montaña de Nadia

Hoy habla Nadia. Nadia en Sofia en el día de su onomástica. Hoy Nadia se reencuentra tan embriagada que solo la magnética montaña Vitosha es capaz de comprenderla y guiarla de vuelta a casa por estas calles de penumbra, pobredumbre y alegre humildad de las gentes balcánicas. Escucha las voces búlgaras en la catedral de…

… tú siempre sola en aquel bar.

Era el final y el cielo gris, la duda, si parar o seguir. El callejón, la oscuridad, no nos dejaron repetir. Tú junto a mí, ¿y ahora qué? Te miro y ya no sé lo que hacer, estuvo mal no sé por qué lo cuentas y no sé qué decir. Era el final y el…

Nadia, de verdad

De verdad me harás soñar tu verdad fantasiosa, de verdad tus sueños están a las puertas de tu castillo esperando, Ali, de verdad me abrirás tu vida pintada en el óleo de nuestro mar, de verdad me querrás siempre, Ali, de verdad mi memoria no querrá desdibujarte jamás como una vez te quise, real, de…

Nadia y el mar

Una belleza indescriptible. Una música que se eleva desde lo más profundo del precipicio. Brota entre las rocas como agua contracorriente, serpentea por entre los árboles robustos, roza el tronco, las ramas, las hojas y sus frutos rojos, verdes, amarillos y color canela, de todos los sabores la música nacida del agua se deja colorear, sube…