Nadia grita un te quiero eterno

el

En un 8 de noviembre dirijo mis pasos de nuevo hacia tu mundo habibi,

queriendo sentirte cerca en este 8 de noviembre,

lluvioso en el corazón como en el día,

me refugio con almas bellas en el restaurante,

pedimos hummus, musaka, té sukran,

me despido de estas calles de nuevo,

hoy día 8 de noviembre,

apenas volviendo aún a esta ciudad de la tuya natal.

Recibo tu llamada.

Me doy cuenta de que estoy aquí por algo.

Estoy aquí porque hoy también es tu día complicado.

Es hoy, y sin saberlo me he venido aquí, a esperar tu llamada.

Y entonces todo cobra sentido. Ya sé por qué hoy estoy aquí y por qué tú hoy me llamas.

Y en la tarde y en la noche me despido también del padre contigo,

y soy incapaz de digerir tanta despedida, tanta lluvia, tanta lágrima, tanto noviembre de duelos, retornos, comienzos, abrazos, sollozos, socorros…

ahogo las penas en mis copas y en mis aguas turbulentas, en las tormentas de noviembre y hoy despierto sintiendo que sigues aquí, conmigo, en este segundo noviembre de ida y vuelta a nuestras casas, allá donde habita el recuerdo, el amor y la vida.

Y grito un te quiero que suena eterno.

November rain

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s