una línea

Una frontera, una ciudad y una isla, tres deseos en uno para Nadia, la carretera se bifurca, a mano diestra la isla, a mano siniestra, la frontera, toma el camino derecho, graba la imagen en su memoria multimedia de sensaciones, promesas, ilusiones y temores, esta vez desea un viaje con retorno y giro a la…

una memoria

Hoy renuncia a expresarse con palabras, se mece en las ajenas, tan frescas en su bla, bla, bla, las lee y escucha, las siente y las hace suyas, las estudia y las olvida, las perdona y las invita a entrar en su espacio vacío, les da la vida con los ojos cerrados, las ensueña, las…

una ira de los dioses

…repasa escritos, planes, notas al margen, notas al pie, notas arriba, abajo, en la pared y desparramadas por toda la mesa… espera, piensa en presente de indicativo, a veces se le escapa algún condicional, se recrea redibujando su nube de prioridades, se escribe consejos a ella misma, quiere cambiar, quiere quedarse como está, desea empequeñecer…

una armadura

Se sentó en el suelo y continuó pensando. Al poco rato, le vino el pensamiento de que toda su vida había perdido el tiempo hablando de lo que había hecho y de lo que iba a hacer. Nunca había disfrutado de lo que pasaba en el momento. Y entonces apareció otra puerta. Llevaba a una…

un abrir y cerrar

Se encara con semblante serio que transparenta la serenidad de una decisión tomada, la mente aturdida de pensamientos atropellados, sueños adelantados, despertares amargos soñando deseos del alma que se disipan al primer bostezo. Aturullada se confiesa. Lo teme todo, no teme nada, quiere soñar que cumple sueños, despertar sin amargura ni temores vanos, tocarlos con…

unas nuevas vidas

En los días primeros de febrero supo del nacimiento de Salma y conoció la sonrisa de la pequeña Aitana. Nadia está feliz.

una ciudad grande y una niña pequeña

En los viejos, viejos tiempos, cuando los hombres hablaban todavía muchas otras lenguas, ya había en los países ciudades grandes y suntuosas. Se alzaban allí los palacios de reyes y emperadores, había en ellas calles anchas, callejas estrechas y callejuelas intrincadas, magníficos templos con estatuas de oro y mármol dedicadas a los dioses; había mercados…